ILUSIONISTA

El transformador, convierte las marcas ordinarias en algo de otro mundo, se caracteriza por realizar los sueños en realidad, a través de la constancia. son marcas especiales e inspiradores, inventivas, que buscan nuevas tecnologías y siempre buscan la manera de sobresalir. 

Marcas como Apple, Absolut y Axe aplican este arquetipo de marca, transformando a su público de lo ordinario a lo extraordinario.

Quiero llegar a ser una inspiración y hacer que los sueños se hagan realidad.

Arquetipo Ilusionista

Todos los arquetipos de marca sirven para darle personalidad a la marca, la persona encargada de crear la imagen corporativa de una empresa, negocio virtual o marca personal esta sujeta a la creación de estos arquetipos, nos ayudan a distinguir la personalidad, la esencia y el tono de comunicación que quiere nuestro negocio y cómo queremos que sea percibido ante nuestra audiencia y posibles futuros compradores o consumidores de contenido.

Tal es así que marcas gigantescas como Coca – cola, Red Bull e Ikea invierten millones de dólares en la construcción de publicidad basándose en su arquetipo de marca.

En Vektra ayudo a marcas pequeñas y medianas a ser grandes referentes en el mercado.

¿Y para qué quiero iniciar la construcción de un arquetipo de marca? Los arquetipos sirven para distinguirse de la competencia, de otras marcas que no tienen relación con nosotros y/o para cuando las personas nos vean y recuerden nuestra marca, quienes somos y qué realmente ofrecemos.

Tengan en cuenta que ustedes no solo venden productos, sino también experiencias, cercanía, empatía y demás valores que nosotros los seres humanos ya tomamos en cuenta al momento de adquirir un producto o servicio.

Únanse al grupo de las marcas ganadoras y construyan desde cero su marca corporativa.

Aviso legal: Los arquetipos de marca de Vektra 374 están bajo la marca Vektra 374. Derechos reservados. Prohibida su venta, distribución y/o copia sin autorización. Aplica para todo material escrito, gráfico y sonoro. Propiedad intelectual de Carmen Estefanía Gil Fernández.