fbpx

La escena icónica de los Simpson que retrata el fracaso de una empresa de tecnología

Comparte y apóyanos

Coleco fue una empresa de tecnología que se dedicaba a la comercialización de consolas, sin embargo, el destino junto con las malas decisiones administrativas, le tenia preparado otro camino diferente.

¿Ustedes ya conocen esta escena?

Esta Rafa Gorgory, uno de los personajes más entrañables de la serie animada Los Simpson probando un computador obsoleto y de paso saluda a el director Skinner y al superintendente (super Nintendo) Chalmers.

Obvio que si, todos los fanáticos de esta serie lo hemos visto y reído a más no poder; pero vayamos mas allá de lo gracioso que es Ralph (Rafa en la versión latinoamericana) al saludar al superintendente Chalmes confundiéndolo con una super-Nintendo.

Y precisamente en esta escena aparece una marca de computadores llamada Coleco.

empresa de tecnología
Coleco Adam fue uno de los equipos más ineficientes de su época, tanto así que recibió un montón de criticas que después la empresa decidió censurarlas.

Coleco fue una empresa fundada en 1932 y su posterior desaparición en 1989.

Casualmente el mismo año que se estrenaron los Simpsons.

Al principio la empresa Coleco se hizo famosa por sus consolas de videojuegos.

Sin embargo, todo le jugaría en contra cuando lanzaron al mercado el ordenador Coleco Adam.

Fue un intento de seguir con el éxito de la consola Colecovision, lanzada en 1983.

Coleco y las malas decisiones

Los problemas en la distribución del producto, y los miles de fallos que generaba el computador como su oxidación fácil, las oleadas de energía electromagnética que emitía, hasta tal punto de borrar el contenido extraíble de cualquier unidad, el uso de la impresora para abastecer de energía a toda la unidad, si esta no servía, nada encendia

Añadiendo la censura por parte de la empresa al no comentar ni divulgar ninguna reseña negativa del producto, culmino en el coctel perfecto del fracaso para que Coleco Adam fuera descatalogado a principios de 1985.

Eventualmente la empresa de tecnología entro en banca rota en 1989 y sus activos pasaron a manos de Hasbro.

Toda esta historia fue retratada en la escena satírica de los Simpson que nos recuerda a que si una empresa busca mantenerse en el tiempo, es necesario la renovación, la innovación y por supuesto las opiniones de los clientes.

A %d blogueros les gusta esto: